Trabajadoras de Casa Particular y Manipuladoras de Alimentos piden al Gobierno legislar «con urgencia» la reforma previsional

Los gremios de ambos sectores solicitan medidas de reparación para mejorar las pensiones de las trabajadoras que mantienen altas lagunas previsionales, debido a la precariedad laboral a la que han sido sometidas por años.

Trabajadoras de Casa Particular y Manipuladoras de Alimentos piden al Gobierno legislar «con urgencia» la reforma previsional

Autor: Absalón Opazo

A través de una declaración conjunta, la Federación Nacional de Sindicatos de Trabajadoras de Casa Particular (Fesintracap) y la Confederación Nacional de Trabajadoras del Programa de Alimentación Escolar (Confetrap), llamaron al Gobierno de Gabriel Boric a priorizar y legislar «con urgencia» la anunciada reforma previsional.

Con esta motivación, ambas organizaciones han impulsado la campaña «Trabajadoras Unidas», la cual cuenta con el apoyo de la Fundación Friedrich Ebert en Chile.

«De acuerdo con antecedentes de la Superintendencia de Pensiones, la realidad de las mujeres en el sistema previsional es que las afiliadas tienen una pensión 68% más baja que la de los hombres, situación que se ha mantenido en los últimos años y que ha afectado en mayor medida a las trabajadoras de los sectores más precarizados», señala en la declaración.

En ese contexto, recordaron que las historias previsionales de las trabajadoras «no son idénticas en todos los casos. En aquellos sectores laborales que presentan mayor precariedad y que suelen involucrar tareas tradicionalmente asociadas al rol femenino, como el trabajo doméstico y la manipulación de alimentos, esta situación se agrava aún más».

«Por lo mismo, y ad portas de una nueva cuenta pública del gobierno del Presidente Gabriel Boric, las Trabajadoras de Casa Particular y las Manipuladoras del Programa de Alimentación Escolar, pedimos que se retome el debate en el Congreso y se pongan las urgencias necesarias para continuar con la legislación de la reforma previsional», agregaron en el texto.

En esa línea, recalcaron necesitar que la reforma «contemple medidas de reparación para las trabajadoras de estos ambos sectores altamente feminizados y precarizados, ya que por años nos hemos visto perjudicadas por bajos salarios, la informalidad laboral, la subcotización, lagunas previsionales, no pago de cotizaciones, teniendo como resultados pensiones injustas y miserables».

En el caso de las trabajadoras de casa particular, se estima que alrededor del 70% de quienes realizan estos trabajos lo hacen de manera informal y por ello las lagunas de cotización se ensanchan gravemente.

Mientras, en las manipuladoras del Programa de Alimentación Escolar, la falta de continuidad en las empresas ha dañado sus historiales previsionales.

«Las y los trabajadores, sobre todo las que hemos vivido en la precariedad laboral, no podemos seguir esperando. Ha llegado el momento de saldar las deudas con las trabajadoras del país que hemos vivido en desigualdad de trato y discriminación en el ámbito laboral, que se ven reflejadas en nuestras pensiones», enfatizaron.

«Es momento que nos coloquen en la primera línea y garanticen pensiones dignas para todas y todos», concluyeron desde Fesintracap y Confetrap.

Foto Portada: Agencia UNO

Sigue leyendo:


Comenta



Busca en El Ciudadano