Vecinos de Villa Frei denuncian disparos y detención ilegal

Perpetrados por la Policía de Investigaciones, pobladores del sector rechazaron todo tipo de violencia estatal por medio de una declaración pública.

3151

El pasado martes 14, se votó en la Cámara de Diputados el retiro del 10% de los fondos de pensiones como medida paliatoria a la crisis por la que atraviesa Chile. Para dicha jornada y la siguiente, la ciudadanía autoconvocó cacerolazos en todos los territorios.

En ese contexto, fue que en la Villa Frei de la comuna de Ñuñoa, los vecinos del Parque Ramón Cruz salieron con sus cacerolas el pasado miércoles a manifestarse pacíficamente a eso de las 20:00 horas en favor de la aprobación del retiro del 10% de las AFP. Pasada media hora, Policía de Investigaciones (PDI) llegó al lugar, entrando por el Parque con disparos y persecuciones.

Así lo manifiestan los vecinos del sector, quienes a través de una declaración pública, rechazan todo tipo de violencia policial en contra de los pobladores de la Villa. “La policía sin identificación visible y continuando con disparos en los pasajes de nuestros edificios, culminan con la detención ilegal de nuestro vecino Felipe Araya, quien fue arrestado en la puerta de su casa mientras esperaba un delivery de alimentos”.

Araya fue trasladado hasta la Brigada de Investigación Criminal de Providencia, donde fue liberado un poco antes del toque de queda, debiendo trasladarse por sus propios medios hasta su casa, “con todos los riesgos que eso conlleva”, dicen los vecinos en su declaración pública.

“Consideramos este procedimiento ilegal y fuera de la ley, el cual con la excusa de la fiscalización sanitaria, solo busca generar miedo en los territorios que se pronuncian exigiendo medidas sociales mínimas para continuar en la cuarentena que hoy vivimos en nuestra región”, señalan.

Relacionado:  ¿Cuál es la causa de que la pandemia de COVID-19 vuelva a repuntar en el sur del país?

Finalizan sus descargos manifestando que piensan que es “inaceptable el abuso policial, la detención arbitraria de Felipe Araya y el uso de armamento innecesario por parte de la policía, el cual es utilizado sin razón legal y el que pudo generar consecuencias lamentables”.