¿Cómo se vive la violencia machista en Uruguay desde que empezó la cuarentena?

El país registra la segunda tasa de feminicidios más alarmantes en sudamérica y esa situación de vulnerabilidad se agudiza en mujeres, niñas y niños en condiciones extraordinarias como el confinamiento
Publicado en

Género

0 0


Uruguay es el país de Sudamérica con la segunda tasa más alta de feminicidios íntimos. En lo que va de 2020, ha habido 10. Durante la cuarentena han aumentado 80% las consultas y pedidos de ayuda por violencia de género en el país. Según un estudio, las mujeres mayoritariamente están padeciendo violencia psicológica y necesitan contención.

En 2019 la Policía uruguaya recibió 100 denuncias de violencia doméstica por día. Ese es el segundo delito más denunciado en el país (después del robo). Ante el confinamiento exhortado por el Gobierno ante la llegada del COVID-19 al país a mediados de marzo, las organizaciones feministas advirtieron sobre el recrudecimiento de la violencia machista en los hogares.

El Instituto Nacional de las Mujeres indicó que, dos meses después, había aumentado 80% el número de llamadas a la línea de atención y asesoramiento a mujeres en situación de violencia. Paralelamente, las denuncias disminuyeron 8% respecto al año anterior, lo que hace suponer a las autoridades que se debe a los obstáculos que enfrentan las mujeres para poder denunciar. 

Un estudio elaborado por Nómada Consultora para la Intersocial Feminista publicado este junio, reveló que en Uruguay: 

  • La violencia psicológica es la que sufren en mayor proporción las mujeres encuestadas. Le siguen la patrimonial y económica.
  • La contención emocional es la necesidad principal de las mujeres violentadas.
  • Estas mujeres piden ayuda en primer lugar a una persona cercana.
  • Las mujeres encuestadas conocen los servicios del Estado en gran medida.
  • Los servicios del Estado son catalogados como “insuficientes” e “inadecuados”.

Fueron encuestadas 1.975 personas de 45 años en promedio, 47% de ellas vivían en Montevideo, el resto en el interior del país. De las 1.808 mujeres consultadas, 368 dijeron haber sufrido violencia o conocer a alguien que la ha sufrido; 90 declararon estar en una situación de violencia actualmente. 

En el informe se señala que la experiencia de la Intersocial Feminista indica que una de las principales dificultades que se enfrenta al momento de brindar atención a las mujeres que son violentadas es que se reconozcan en esa situación, “por lo socialmente naturalizado que está en función de los roles tradicionales de género y los sentimientos que se ponen en juego, entre otras cosas”, señalan.

Violencia machista en Uruguay

Este 11 de junio se conoció públicamente qué piensa sobre las mujeres el vicepresidente de la Administración Nacional de Puertos, Gastón Bianchi, del partido Cabildo Abierto, que forma la Coalición Multicolor, por la que Luis Lacalle Pou llegó al poder.

El semanario Búsqueda recogió una publicación de su Facebook del 9 de marzo, en la que tildó de “cachalotes” a algunas mujeres que participan de la marcha del 8M. “Nada justifica hincarle el diente a estos tocinos entrados en carnes, con higiene deficitaria e indomables modales, como seguramente ninguno lo haya podido apreciar en el peor burdel portuario a lo largo y ancho del globo”, escribió. 

Exactamente un mes antes, el 11 de mayo, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, había comparado las cifras del abigeato (hurto de ganado) con las de los femicidios: “son casi similares”, dijo.

Del dicho al hecho

El 20 de marzo la Policía encontró el cuerpo de una adolescente en un arroyo cercano a Montevideo, la investigación desencadenó el destape de un caso de explotación sexual de adolescentes que involucra a hombres vinculados al poder político, económico y jurídico. Hasta el momento ha habido 20 imputados.

En lo que va del año ha habido 10 feminicidios, según figura en Feminicidio Uruguay, la base de datos gestionada por organizaciones feministas. El último fin de semana de mayo mataron por razones de género a dos mujeres en menos de 72 horas, y otras dos fueron heridas de gravedad. Además, hubo dos feminicidios por conexión, es decir, una niña y un niño fueron asesinados por su padre para provocarle daño a la madre.

Pero en Uruguay los números de feminicidios no hablan por sí solos. Los últimos días de mayo fueron particularmente sangrientos. Tres infantes de marina también fueron asesinados por un desertor. El presidente declaró dos días de duelo nacional, asistió a sus funerales. Para las mujeres, nada.

Cortesía de Sputnik

Te podría interesar

Compártelo

Comentarios