El Pantanal de Brasil está en peligro: Los incendios aumentaron 200 % en comparación con 2019

504

Otra biorregión de Brasil está peligro de ser consumida por las llamas. El Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) informó que se produjo un aumento del 200 % en el número de focos de incendios en el Pantanal, en comparación con 2019.

Según los datos del instituto, desde enero hasta el 24 de julio se han detectado 3.801 focos, mientas que el año pasado durante el mismo período se contabilizaron 1.266 incendios. Además, la cifra supera el número registrado durante todo 2018, cuando se reportaron 1.691.

Al mismo tiempo, este mes ya ha batido los récords de todos los registros históricos, con 1.259 focos, y es la mayor cantidad para cualquier mes de julio desde 1998, de acuerdo con las estadísticas de la institución.

El Cuerpo de Bomberos comentó que algunos incendios son de origen delictivo, mientras que otros surgen por factores climáticos, reseñó G1.

El Pantanal, el mayor humedal del planeta, también arde en Brasil ...
La vasta llanura, inundada durante la temporada húmeda, alberga numerosas especies animales, que se encuentran amenazadas por el fuego.

El INPE vigila con satélites los incendios producidos en esta vasta llanura, situada en el estado de Mato Grosso del Sur y parcialmente en Bolivia y Paraguay.

En el mapa de la institución se observa una gran concentración de puntos rojos (que señalan los incendios) en esta región.

Ese año, el municipio más afectado por el fuego es Corumbá (Mato Grosso do Sul), con 2.423 focos, un incremento de 147%.

La vasta llanura, inundada durante la temporada húmeda, alberga numerosas especies animales, que se encuentran amenazadas por el fuego.

Los incendios suelen arreciar en la temporada seca de la Amazonía, que empezó en junio, y los especialistas temen una agosto devastador, pese a que el gobierno prohibió la semana pasada realizar quemas durante cuatro meses.

Relacionado:  México: 25,6 millones de personas trabajaron sin contrato en el mes de junio

El presidente Jair Bolsonaro, partidario de la apertura de regiones indígenas y de zonas protegidas de la selva tropical a las actividades mineras y agropecuarias, se encuentra bajo fuerte presión internacional, incluyendo la de fondos de inversión que le reclaman «resultados» en la lucha contra la deforestación.

Con información de RT y AFP.

Te interesa leer: