es Spanish

Se trata de la primera experiencia con residuos sólidos urbanos en el país

En Buenos Aires una industria cementera utiliza los desechos no reciclables como materia prima

Trabajan la técnica del coprocesamiento que reduce la utilización de los espacios en los rellenos sanitarios y limita las emisiones globales de gases de efecto invernadero


La industria cementera de Buenos Aires apuesta por un nuevo desarrollo de trabajo como lo es con el coprocesamiento de los desechos no reciclables

La gerente de Planeamiento, Supply Chain y responsable de Recycomb, Gabriela Guzzo, explicó que este tipo de trabajo “en la industria del cemento es una alternativa de gestión sustentable y eficiente para ciertos residuos no reciclables, que permite reutilizar su energía remanente y reciclar su contenido mineral, sin generar, a diferencia de otros tratamientos térmicos, ningún tipo de ceniza ni material residual”, cita Noticias Positivas.

La industria cementera, a través del coprocesamiento, recupera la energía y la materia contenida en los residuos para utilizarla en la producción de cemento. Las virtudes del proceso principal garantizan la eliminación segura de los residuos reincorporándolos al proceso productivo y aprovechando las óptimas condiciones de operación de los reactores del proceso de fabricación del clinker.

Reseña el portal de Noticias Positivas que durante un recorrido a las instalaciones de Recycomb, constataron productos cosméticos como coloraciones capilares o sopas deshidratadas en su proceso de transformación, así como también residuos peligrosos que dejan de serlo cuando su fórmula química comienza a cambiar en el coprocesamiento.

El Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) autorizó a Loma Negra a utilizar en sus hornos de Buenos Aires combustibles sólidos derivados de residuos, elaborados con una parte de los residuos sólidos urbanos, que no son ni reutilizables ni reciclables. Se trata de la primera experiencia con residuos sólidos urbanos en el país.

Recycomb, empresa operadora de residuos creada por Loma Negra en 1997, elabora combustibles alternativos a partir de distintos tipos de corrientes de desechos.
La empresa tiene una capacidad de producción de 106.000 toneladas año de combustibles alternativos derivados de residuos, de las cuales 30.000 toneladas son combustibles líquidos, 36.000 combustible sólido y 40.000 combustible triturado.
El combustible elaborado en Recycomb se transporta hacia la ciudad de Olavarría en donde se utiliza en los hornos de Planta L´Amalí y Planta Olavarría.

Esta forma de elaboración de combustibles alternativos permite aprovechar el poder calorífico de ciertos tipos de residuos como desechos sólidos urbanos, barros industriales, tierras impactadas con hidrocarburos, biomasa forestal, neumáticos usados, aceites, emulsiones, derivados de la actividad petrolera y química, harinas, grasas, disolventes, pinturas y barnices, entre otros.

La Comisión de la Unión Europea y las Directrices Técnicas sobre el Coprocesaimento, incluidas en el Convenio de Basilea, al cual la Argentina adhirió en 1991, reconocen al coprocesamiento como la principal alternativa de aprovechamiento eficiente de residuos no reciclables, destacando su contribución hacia la reducción de las emisiones de CO2 y una solución ambientalmente correcta a los residuos.

Desde la década del 70, las compañías de cemento utilizan en el mundo ciertos residuos seleccionados y preacondicionados como fuente de materia prima y energía en el proceso. Actualmente, el coprocesamiento es una actividad avalada por la Comunidad Europea y los países más avanzados en políticas de protección ambiental, haciendo realidad una economía circular.
En Europa ya existen hornos que logran el reemplazo de más del 50 por ciento de combustibles fósiles por mezclas de residuos.

Continúa leyendo…

4,225,750FansMe gusta
152,940SeguidoresSeguir
288,633SeguidoresSeguir
16,457SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -