Un gran enjambre de miles de terremotos amenaza a Islandia

1405

Normalmente, los terremotos ocurren a lo largo de las placas tectónicas y desencadenan deslizamientos de tierras, olas sísmicas marinas y tsunamis. Con frecuencia, se producen fuertes réplicas que causan daños adicionales e intensifican el estrés psicológico en las sociedades. ¿Has pensado en dónde han ocurrido con mayor frecuencia y cantidad?.

Recientemente, científicos alertaron de un gran enjambre de terremotos que hasta ahora ha reportado más de 4.500 sismos registrados en Islandia.

De acuerdo con los expertos, el “enjambre” comenzó el 19 de junio de este año, con miles de pequeños terremotos cerca del pueblo de Siglufjördur, en el noreste del país.

Según los funcionarios de la Oficina Meteorológica de Islandia (OMI), tres de los terremotos en el enjambre medían por encima de la magnitud 5. El mayor fue el 21 de junio, cuando una magnitud de 5.8 golpeó a unas 18 millas de Siglufjörður.

En un comunicado emitido el 23 de junio, la OMI dijo que la actividad sísmica está en curso y existe la posibilidad de que más terremotos golpeen el área.

El “enjambre” comenzó el 19 de junio de este año, con miles de pequeños terremotos cerca del pueblo de Siglufjördur, en el noreste del país.

Réplicas inesperadas

La OMI precisó que los terremotos de magnitud 5.4 y 5.6 del 20 de junio parecieron desencadenar deslizamientos de tierra y rocas que caen cerca del epicentro.

El 22 de junio, el organismo dijo que espera que el enjambre continúe en los próximos días y que no se puede descartar un terremoto más grande, de magnitud 6 o superior.

Sin embargo, dijo que «en la mayoría de los casos» la actividad sísmica llegará a su fin sin más terremotos significativos.

La OMI también advierte que el volcán Grímsvötn, ubicado hacia el sur y que es uno de los más activos del país, podría estar a punto de estallar.

Relacionado:  Conflicto salmonero en Isla Llanchid de Hualaihue: Comunidad Mapuche Williche realiza denuncia

El volcán entró en erupción por última vez en 2011 y causó interrupciones en los vuelos a través del norte de Europa, y la OMI lo describió como un «evento bastante grande y poderoso».

En un comunicado emitido el 23 de junio, la OMI dijo que la actividad sísmica está en curso y existe la posibilidad de que más terremotos golpeen el área.

Miles de terremotos

Los expertos recuerdan que los disturbios en Grímsvötn comenzaron hace seis meses, con una elevación total en el área que mide 4.7 pulgadas.

Explican que la actividad sísmica se recuperó a fines de mayo, con 2.000 terremotos detectados desde entonces.

La OMI, por su parte, dijo que la presión en la cámara de magma debajo del volcán es comparable a la última erupción.

En este contexto, la OMI aseguró que monitoreará de cerca el volcán con el Instituto de Ciencias de la Tierra, Islandia Geosurvey y la estación de energía geotérmica HS-Orka.

Te interesa leer: