sábado, octubre 19, 2019

Por ataque de drones a sus refinerías

(Video) Arabia Saudita recorta su producción petrolera a la mitad

El ataque con drones contra la infraestructura petrolera recortó el bombeo de la estatal Aramco de Arabia Saudita en 5,7 millones de barriles por día, es decir, cerca de 50 por ciento de la extracción actual.

Los ataques con drones contra dos refinerías de la empresa Aramco de Arabia Saudita, ubicadas cerca de las ciudades de Abqaiq y Khurais, que tuvieron lugar el sábado, han interrumpido la producción y exportación del mayor productor de petróleo del mundo.

Las fuerzas rebeldes hutíes de Yemen reivindicaron los bombardeos y prometieron intensificar sus ataques contra el reino saudí.

El ministro de energía, el príncipe Abdulaziz bin Salman, indicó que el ataque con drones contra la infraestructura petrolera recortó el bombeo de la estatal Aramco en 5,7 millones de barriles por día, es decir, cerca de 50 por ciento de la extracción actual, de acuerdo a un reporte de la agencia de noticias local SPA.

Esta cifra representa además cerca de 5 por ciento de los suministros globales de petróleo del mundo.

“Estas explosiones también han detenido la producción de gas asociado estimado” en 2.000 millones de pies cúbicos por día, utilizada para producir 700.000 mil barriles de gas líquido, lo que reducirá el suministro de gas etano y gas natural en hasta un 50%, dijo en un comunicado

El ministro sostuvo que la paralización sería compensada con el uso de inventarios de crudo de Aramco.

Asimismo, reportes de la televisión estatal indicaron  que las exportaciones continuaban después del ataque, que según los hutíes involucraron a 10 drones.

Una espesa nube de humo se podía apreciar cerca de la refinería de Abqaiq.
Los ataques fueron perpetrados con 10 drones. Foto Getty Images.

Esta acción ocurrió en momentos en que Aramco adelanta sus planes de salida a bolsa y forma parte de los ataques registrados contra las instalaciones petroleras del país y sus tanqueros en aguas del Golfo Pérsico.

En agosto los hutíes lanzaron un ataque con drones contra el yacimiento de petróleo y gas Shaybah de Arabia Saudita a que la nación árabe respondió con ataques contra las posiciones de los hutíes en el norte de Yemen.

Relacionado:  Estudio de fósiles revela más detalles sobre la vida del dodo

Prometemos al régimen saudí que nuestras operaciones futuras se expandirán más y más y serán más dolorosas que antes mientras continúen las agresiones y el asedio”, aseveró el portavoz, que calificó el ataque con drones como una respuesta “legítima” tras cinco años de agresiones saudíes en el Yemen.

La coalición saudí en Yemen adelantó, por su parte,  que confrontaría los “ataques terroristas”, por considerarlos una amenaza a la seguridad mundial.

EE.UU. culpa a Irán

La Casa Blanca dijo el sábado que Estados Unidos ayudará a mantener abastecidos los mercados globales de petróleo tras el ataque .

Relacionado:  Londres se prepara para gran manifestación antineoliberal

“Estados Unidos condena con firmeza el ataque de hoy contra infraestructura crucial de energía”, dijo Judd Deere, portavoz de la Casa Blanca, en un comunicado. “Las acciones violentas contra áreas civiles e infraestructura vital para la economía global sólo profundizarán el conflicto y la desconfianza”.

Deere confirmó que el presidente Donald Trump conversó con el príncipe Salman.

Por su parte, el  secretario de Estado Mike Pompeo acusó a Irán por el ataque contra la industria petrolera saudita, pero sin mencionar ninguna prueba al respecto.

Washington considera a la república islámica como una aliada del movimiento hutí de Yemen.

Teherán está detrás de casi el 100 por ciento de los ataques contra Arabia Saudita, mientras Rouhani y Zarif llevan adelante falsas actividades de diplomacia”, dijo Pompeo en Twitter, en referencia al presidente y al ministro de Relaciones Exteriores de la nación persa.

Al respecto, el portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Abás Musaví, afirmó que se trata de acusaciones “sin sentido” que buscan destruir la imagen de Irán para allanar el camino para futuras acciones.

“Los estadounidenses han seguido una política de máxima presión que, debido a su fracaso, parece tender a máximas mentiras”, indicó.

Musaví calificó de “acusaciones ciegas” las afirmaciones del jefe de la diplomacia estadounidense y sostuvo que carecen de “un mínimo de credibilidad”.

“Este tipo de medidas se parecen más a los planes de las agencias de inteligencia para destruir la imagen de un país (Irán) con el objetivo de allanar el camino para llevar a cabo algunas acciones en el futuro”, advirtió.

Te interesa leer:

Comentarios

Ayúdanos!

4,253,587FansMe gusta
187,982SeguidoresSeguir
295,391SeguidoresSeguir
16,600SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos