«Rage»: Periodista de caso Watergate acusa a Trump por la muerte de 200 mil norteamericanos a propósito

El candidato presidencial por el partido Demócrata, Joe Biden, enfatizó que «mientras una enfermedad mortal arrasó nuestra nación, el presidente Trump no cumplió con su trabajo» La gestión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se caracteriza por el engaño

Trump

El candidato presidencial por el partido Demócrata, Joe Biden, enfatizó que «mientras una enfermedad mortal arrasó nuestra nación, el presidente Trump no cumplió con su trabajo»


La gestión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se caracteriza por el engaño. Durante el “auge” de su Gobierno, los primeros siete meses, una investigación que realizó The Washington Post determinó que decía en promedio 23 mentiras por días. ¿Cómo estará ese contador durante los casi siete meses de pandemia?, periodo en el cual su país lidera todos los ranking negativos que tienen que ver con el coronavirus.

Al respecto, Bob Woodward -uno de los periodistas que develó el escándalo de Watergate en 1974 y provocó la renuncia del entonces presidente Richard Nixon- entrevistó a Trump 18 veces, entre el 5 de diciembre de 2019 y el 21 de julio de 2020.

Dada la credibilidad ganda durante su extensa carrera periodística, una revelación que hizo días atrás en su más reciente libro, titulado “Rage (Rabia, en español), causa conmoción en la sociedad estadounidense. Las entrevistas fueron grabadas con el permiso de Trump.

De acuerdo con Woodward, Trump sabía que el COVID-19 era una enfermedad mucho más letal que la gripe común, desde antes de reportarse la primera muerte en su país. Sin embargo, mentía públicamente sobre su “peligrosidad” porque quería “restarle importancia a la crisis” y “no causar pánico”.

Libro de Trump

Un virus letal

Esta semana, medios como la agencia británica BBC, The New York Times y The Washington Post publicaron extractos de las entrevistas al mandatario. Desde inicios de la pandemia, Trump sabía más sobre la gravedad de la enfermedad de lo que decía públicamente.

Durante una de las conversaciones, el 7 de febrero, Trump le dijo a Woodward que el coronavirus era cinco más mortal que la gripe y que se transmitía por el aire. «No tienes que tocar las cosas. ¿Verdad? Pero el aire, simplemente respiras el aire y así es como pasa (…) Y eso es muy complicado, es muy delicado”, serían palabras del magnate.

El presidente también reconoció la amenaza para los jóvenes. «Solo hoy y ayer, surgieron algunos hechos sorprendentes. No se trata solo de ancianos, mayores. También jóvenes, muchos jóvenes».

Pero, ante los medios y en febrero, Trump prometió que el virus estaba «bajo control» y que el recuento de casos pronto se acercaría a cero. Igualmente, aseguraba públicamente que la gripe era más peligrosa que el nuevo coronavirus. Incluso, hablando en el Capitolio el 10 de marzo, Trump afirmó: «Solo mantengan la calma. Se irá».

Nueve días después, luego de que la Casa Blanca declarara la pandemia como una emergencia nacional, el presidente le dijo a Woodward: «Siempre quise minimizarlo. Todavía me gusta minimizarlo, porque no quiero crear pánico».

Bob Woodward
Bob Woodward entrevistó a Trump 18 veces en ocho meses

Principales reacciones al engaño

Esta misma semana, al ser abordado por periodistas, Trump dijo sobre esa polémica mentira: «No quiero que la gente se asuste, no quiero crear pánico y ciertamente no voy a conducir a este país o al mundo a un frenesí (…) Queremos mostrar confianza, queremos mostrar fuerza».

Asimismo, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, siguió el juego de palabras para tratar de rescatar la reputación de su jefe: «El presidente nunca restó importancia al virus. Una vez más, el presidente expresó su calma. El presidente se lo tomó en serio».

Por otro lado, en Twitter, el candidato presidencial por el partido Demócrata, Joe Biden, enfatizó que «mientras una enfermedad mortal arrasó nuestra nación, [el presidente] no cumplió con su trabajo, y a propósito. Fue una traición de vida o muerte al pueblo estadounidense».

Precisamente, desde el inicio de la pandemia, el número de fallecidos como consecuencia del COVID-19 en Estados Unidos sobrepasa los 194 mil. Y en los próximo días ese indicador alcanzará, sin lugar a dudas, las 200 mil muertes. No existe otro país ni remotamente cerca a ese trágico marcador en el resto del planeta.

Trump

¿Qué más revela el libro?

En su libro, Woodward escribió que mencionó las protestas del movimiento Black Lives Matter en una conversación el 19 de junio. En ella, sugirió que las personas «blancas y privilegiadas» como ellos (Trump y Woodward) deberían trabajar para comprender cómo se sienten los estadounidenses negros.

La respuesta del presidente fue concisa, denigrante y sarcástica: «Realmente bebiste Kool-Aid, ¿no? (…) Solo escúchate». Seguidamente, agregó otra “mentirilla”, al afirmar que él había hecho más por los afroamericanos que cualquier presidente desde Abraham Lincoln, quien abolió la esclavitud. .

Más tarde, el 8 de julio, Trump volvió a reiterar que había «hecho mucho por la comunidad negra», pero que «no sentía ningún amor» en reciprosidad, según reseñó la agencia BBC.

Además, el libro también cita decenas de cartas entre Trump y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un. En ellas, el norcoreano supuestamente se refiere a Trump como «Su Excelencia» y asegura que «esta amistad profunda y especial funcionará como una fuerza mágica».

Según medios estadounidenses, Trump expresó sobre Kim Jong-un: «Es como cuando conoces a una mujer. En un segundo, sabes si algo sucederá o no. No te lleva 10 minutos ni seis semanas. Es como, woh, stá bien. ¿Sabes? Tarda algo menos de un segundo».

Kim Jong-un

Adicionalmente, Trump también le dijo a Woodward que sentía que su predecesor, Barack Obama (2009-2017), estaba «muy sobrevalorado». «No creo que Obama sea inteligente (…) Y no creo que sea un gran orador». También se refirió al expresidente George W. Bush (2001-2009), miembro de su partido Republicano: «Parecía un idiota estúpido, y lo era».

Trump se jactó de un nuevo sistema de armas secretas. «He construido un sistema nuclear, un sistema de armas que nadie había tenido antes en este país», dijo Trump. Según Woodward, otras fuentes confirmaron la información, sin proporcionar más detalles, pero expresaron sorpresa de que Trump la divulgara.

El periodista presionó a Trump sobre el papel del príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en 2018. Una vez más, Trump desestimó la evaluación de la inteligencia estadounidense y enfatizó: «Él dice muy enérgicamente que no lo hizo».

muertes

La traición de Trump a su nación

Un reportaje de la cadena CNN alega que en el libro se desvela cómo Trump es un presidente que ha traicionado la confianza pública y las responsabilidades más fundamentales de su cargo.

“Si en lugar de restar importancia a lo que sabía, Trump hubiera actuado decididamente a principios de febrero, con un cierre estricto (confinamiento) y un mensaje consistente a favor de usar tapabocas, del distanciamiento social y del lavado de manos; los expertos creen que miles de vidas estadounidenses podrían haberse salvado”, reseña CNN.

Además, «Rage» también incluye declaraciones de muchos ex altos funcionarios de Seguridad Nacional de Trump. Entre ellos destacan el ex secretario de Defensa James Mattis y el ex director de Inteligencia Nacional Dan Coats.



Mattis asegura que Trump es «peligroso» e «inadecuado» para ser comandante en jefe de las Fuerzas Armadas. En tanto, Coats «alberga la creencia secreta, aunque sin respaldo de pruebas de inteligencia, de que (el presidente de Rusia) Vladimir Putin sabe ‘algo’ sobre Trump».

El libro también contiene duras evaluaciones del liderazgo del presidente durante la pandemia. El doctor Anthony Fauci, principal experto en enfermedades infecciosas del país, afirma que el liderazgo de Trump carece de «timón» y que «su capacidad de atención es como un número negativo». «Su único propósito es ser reelecto», asegura.

Trump

Trump distorsiona sus propias declaraciones

En un informe secreto de inteligencia, de fecha 28 de enero de 2020, el asesor de Seguridad Nacional, Robert O’Brien, le dio a Trump una advertencia «discordante» sobre el virus, calificándolo como la «mayor amenaza a la seguridad nacional» de su presidencia.

El adjunto de O’Brien, Matt Pottinger, estuvo de acuerdo y le dijo a Trump que podría ser tan grave como la pandemia de influenza de 1918, que mató a aproximadamente a 50 millones de personas en el mundo, incluidos 675 mil estadounidenses.

Incluso, Pottinger advirtió a Trump que se estaba produciendo una propagación asintomática en China, porque el 50 % de los infectados no mostraban síntomas.

La respuesta de Trump fue que tres días después anunció restricciones a los viajeros desde China. La medida fue una sugerencia de su equipo de Seguridad Nacional, a pesar de que el presidente aseguró luego que sólo él respaldó las limitaciones de viaje.

Cuando Woodward le preguntó en mayo si recordaba la advertencia de O’Brien del 28 de enero, de que el virus sería la mayor amenaza a la eguridad nacional de su presidencia, Trump respondió: «Estoy seguro de que si lo dijo, ya sabes, estoy seguro de que lo dijo».

Pero, el presidente se atribuyó todo el mérito y ninguna responsabilidad por sus acciones relacionadas con la pandemia. «El virus no tiene nada que ver conmigo», dijo Trump a Woodward en su entrevista final. «No es mi culpa. Es … China dejó salir el maldito virus».

tapabocas

‘Dinamita detrás de la puerta’

De acuerdo con CNN, Woodward, dos veces ganador del Premio Pulitzer, realizó cientos de horas de entrevistas confidenciales de antecedentes con testigos de primera mano y obtuvo «notas, correos electrónicos, diarios, calendarios y documentos confidenciales».

El libro está lleno de anécdotas sobre altos funcionarios del gabinete sorprendidos por los tuits de Trump, frustrados por su incapacidad para concentrarse y asustados por sus políticas y porque se niega a aceptar hechos o escuchar a expertos.

«Rage» es una continuación del libro más vendido de Woodward, «Fear» (Miedo), publicado en 2018. Allí, retrata una Casa Blanca caótica en la que sus ayudantes escondían papeles de Trump para proteger al país de lo que consideraban sus impulsos más peligrosos.

Si bien Trump criticó duramente a «Fear», también se quejó de que no habló con Woodward para el libro. Por ello, accedió luego a entrevistas extensas para «Rage». Sin embargo, el 14 de agosto, Trump atacó preventivamente el nuevo libro, tuiteando: «El libro de Bob Woodward será FALSO, como siempre, al igual que muchos de los otros».

Al final, El periodista recuerda una frase del magnate: “Cuando estás dirigiendo el país: Hay dinamita detrás de cada puerta». El veredicto deWoodward es severo: “Trump es la dinamita detrás de la puerta (…) Trump es el hombre equivocado para el trabajo«.

Te puede interesar…