es Spanish

El infierno llegó al viejo continente

«El infierno»: Europa se prepara para ola de calor que dejaría miles de muertos

Según las previsiones de las agencias meteorológicas, las más altas temperaturas se dejarán sentir en Francia, Alemania, España y Bélgica, donde la temperatura podría superar los 40 grados centígrados


Casi toda Europa quedó cubierta por una masa de aire caliente que llegó desde África y ha provocado una ola de calor que encendió las alarmas sobre la posibilidad de que se repita la  situación registrada en 2003, cuando fallecieron más de 70.000 personas en el viejo continente por esa misma causa.

Las temperaturas superiores a los 40 grados centígrados (°C), o «el infierno» como han calificado las autoridades a este fenómeno, continuarán durante las próximas semanas.

Un artículo publicado por el diario The Washington Post advirtió que en varios países europeos se podrían registrar temperaturas de hasta 17ºC por encima de las habituales para esta época del año.

Bloqueo Rex, el patrón atmosférico culpable de que media Europa se derrita bajo temperaturas de 40°C. Foto: Web.

Bloqueo Rex

La causa de esta ola de calor está originada  por un fenómeno meteorológico extremo denominado como «Bloqueo Rex», un tipo de anticiclón que se caracteriza porque el chorro de aire se bifurca en dos partes, una que lo circunda por la parte de las altas presiones y otra por la de las bajas, de modo que quedan equilibradas y provocan un flujo de aire constante que cambia el clima. 

Fernando García, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) de España, explicó que esta situación está motivada por la llegada de aire africano.

“Este tipo de masa de aire alcanza la península después de un extenso recorrido por el norte de África y se califica por ser muy cálida, muy seca y con polvo en suspensión, características a las que hay que sumar la estabilidad de la atmósfera y la fuerte insolación propia de estas fechas”, dijo citado por EFE.

Por su parte, Jeroni Lorente, profesor de Física Aplicada de la Universidad de Barcelona, señaló que la ola de calor que sufrirá Europa traerá cielos despejados, sol y altísimas temperaturas.

«Se trata de una masa tropical continental procedente del norte de África que llega con poca humedad, partículas en suspensión y altas temperatura. Este fenómeno se une a las condiciones propias del solsticio de verano con días muy largos y el sol con las máximas alturas sobre el horizonte. Se trata de un fenómeno extremo en el cual las temperaturas se acentúan. Siempre tenemos olas de calor procedentes de África, sólo que esta viene un poco antes de lo esperado», destacó.

ola calor ancianos

Este calor continuado supone riesgos para la salud, particularmente graves para los niños y los ancianos.

Según las previsiones de las agencias meteorológicas, las más altas temperaturas se dejarán sentir en Francia, Alemania, España y Bélgica, por ello los gobiernos de estos países ya han comenzado a tomar medidas de prevención y  planes de emergencia para asegurar que si el calor alcanza los niveles de 2003, la cantidad de muertos no lo haga.

francia calor
Algunas agencias predicen que las temperaturas en Francia llegarán a los 45 grados el viernes. Foto: Web.

Francia en alerta

Francia se viene preparando desde hace días para la llegada de la «canícula», como llaman los franceses a la ola de calor. 

De sus 101 departamentos, 65 están en el tercer nivel en una escala de cuatro. En dos tercios del país las temperaturas podrían llegar a 39°C, con picos en algunas zonas y horas del día de 40°C. La sensación térmica podría ser de hasta 48°C.

Sin embargo, algunas agencias predicen que las máximas llegarán a los 45°C este viernes 28 de junio, marcando un récord histórico. El pico más alto del mismo mes registrado previamente fue de 41.5°C, en 2003, mientras que la temperatura más alta jamás registrada fue la del 12 de agosto durante la misma ola de calor de 2003, cuando llegó a 44.1°C.

Según el presidente francés, Emmanuel Macron, «el Gobierno está movilizado para atender la ola de calor».

Entre las medidas aplicadas destaca la de mantener contacto con los sectores más vulnerables, desde ancianos que viven solos hasta personas sin techo.

De hecho, desde el lunes 24 de junio han fallecido tres personas de avanzada edad, que murieron de hidrocución, por sufrir un paro cardíaco al entrar en contacto con el agua del mar, debido a la diferencia de temperatura.

ola calor francia

París amplió el horario de apertura de las piscinas, decidió dejar abiertos 13 parques las 24 horas del día y habilitó zonas refrigeradas en edificios públicos. También se cancelaron clases en algunas escuelas de la capital.

Las autoridades parisinas prohibieron la circulación de autos viejos porque el calor agrava la contaminación. La medida abarca vehículos a gasolina de modelos anteriores a 2005 y a diésel anteriores a 2010.

La ministra de Sanidad, Agnès Buzyn, instruyó a las empresas adaptar sus horarios y recurrir al teletrabajo, ya que Francia es un país donde escasea el aire acondicionado en los edificios privados.

Sin embargo, la subida de la temperaturas ha abierto el debate sobre la falta de preparación de ciudades como París ante el calentamiento global.

Italia y Bélgica

En Italia, por su parte, en los próximos días se espera que los termómetros marquen 43°C en ciudades como Alessandria o los 40 en Milán, donde un grupo de socorristas ha distribuido 10.000 botellas de agua a personas indigentes.

Pese a que los italianos están más acostumbrados a las altas temperaturas, las autoridades están en alerta por los valores «insólitos» que no se vivían desde hace más de un siglo en el norte del país.

De hecho, los servicios de urgencias han atendido a más de un centenar de personas y las autoridades recomiendan extremar las precauciones.

Mientras que en Bélgica, donde sufren desde hace varios días la ola de calor, se han suspendido los paseos en carros tirados por caballos con el fin de proteger a los animales en ciudades como Bruselas, Amberes y Ostende.

Este país activó la alerta naranja en zonas de mar, con valores entre los 28 y 29 grados centígrados, y en el interior, de 34°C.

alemania

Alemania limitó la velocidad de los vehículos

La agencia meteorológica alemana, Deutscher Wetterdienst, resaltó que el termómetro alcanzó los 38.6°C en Coschen, cerca de la frontera con Polonia. Es un décimo de grado centígrado por encima del récord, vigente desde 1947.

El Ministerio de Transporte del estado de Sajonia-Anhalt, en el este de ese país, limitó a 100 o 120 kilómetros por hora la velocidad en varios tramos cortos de autopista, hasta nuevo aviso. Esos tramos no tienen habitualmente límites de velocidad, pero las autoridades temen que el calor provoque grietas peligrosas.

Las altas temperatura han ocasionado que los alemanes busquen cualquier manera de refrescarse o no sufrir el calor.

La policía alemana detuvo a un hombre que viajaba desnudo en un motocicleta en Brandenburgo, mientras que un grupo de mujeres con el pecho desnudo provocaron conmoción en Múnich, tal y como reseñan las redes sociales.

Mientras, en la vecina Austria se esperan alcanzar los 37°C y la prensa advirtió que los habitantes de ese país vivirán esta semana “noches tropicales”.

Resultado de imagen para UK temperature

Inglaterra por encima de los 35 grados

Los londinenses se preparan para afrontar temperaturas superiores a los 35 grados centígrados, y la Agencia para la Salud Pública de Inglaterra recomendó buscar la sombra, cubrir las ventanas y evitar la exposición directa al sol.

“Piensen en todos aquellos que pueden verse más afectados por el calor —ancianos, niños y gente con problemas cardiacos o pulmonares— y tengan en cuenta la ayuda que puedan necesitar”, dijo un portavoz de la agencia.

Se prevé que el sur de Inglaterra sea la región más afectada por la ola de calor. Escocia e Irlanda, verán también subir sus temperaturas, pero con efectos más suaves y picos que no se espera que superen los 20 grados centígrados.

Holanda activó el código amarillo

El Servicio Meteorológico holandés activó el lunes el denominado código amarillo (estado de alerta) en el centro, sur y este del país. Según sus cálculos las temperaturas máximas oscilaran entre los 30 y los 36 grados centígrados.

Por su parte, el Instituto para la Salud y el Entorno puso en marcha el plan nacional contra el calor y está listo para atender a la población más vulnerable: mayores, enfermos crónicos o con problemas respiratorios, con sobrepeso, en hogares de ancianos y bebés, además de los que se encuentren en situación de marginación social.

España arde

El intenso calor que se ha registrado en los últimos días en España se agudizará en intensidad y extensión geográfica a partir de este jueves, cuando las máximas de los termómetros oscilen entre 40 y 42 grados centígrados, mientras que mínimas que no bajarán de los 20ºC.

Hasta 32 provincias estarán en alerta por las altas temperaturas, pero Madrid, Pamplona, Huesca, Lérida, Zaragoza, Logroño, Toledo, Ciudad Real, Gerona, Granada y Guadalajara serán las que registrarán los mayores picos de calor.

Esta ola, la décima que se produce en un mes de junio desde 1975, ya dejaba valores muy altos desde el fin de semana, pero la situación empeorará los próximos días, tal y como alertó Fernando García, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) quien advirtió que es probable que a partir del viernes se active el nivel rojo (riesgo extremo) y se supere algún récord, con temperaturas 10 o 15 grados por encima de la media para estas fechas.

Por tal motivo, el Gobierno español activó la alerta y Protección Civil solicitó que se extreme la precaución y se adopten medidas para proteger a bebés y ancianos.

Fuego en Cataluña

Por si fuera poco, en la localidad de Tarragona, en Cataluña, se produjo un gigantesco incendio que afectó a más de 3.500 hectáreas forestales y obligó a cortar el tráfico en cinco carreteras.

Las altas temperaturas y el viento que sopla en la zona están complicando las tareas de extinción del fuego, por ello la Generalitat solicitó la ayuda a la unidad militar de emergencias. Las previsiones contemplan que las llamas no se puedan controlar antes de una semana.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, se mostró preocupado por las informaciones que llegan desde Tarragona y por las familias que han sido desalojadas por el incendio que puede llegar a afectar más de 20.000 hectáreas.

Ola de calor y calentamiento climático

Las olas de calor son algunas de las manifestaciones más directas del calentamiento global, y gracias a este fenómeno ambiental ocurren con mayor frecuencia.

“Las olas de calor están en aumento”, advirtió en un comunicado Stefan Rahmstorf, copresidente del sistema de análisis de la Tierra en el Instituto de Investigación de Impacto del Clima de la Universidad de Potsdam en Alemania.

Rahmstorf relacionó las recientes olas de calor con el calentamiento global al compararlas con 500 años de registros. “Los veranos más calurosos en Europa desde el año 1500 ocurrieron desde el último cambio de siglo: 2018, 2010, 2003, 2016, 2002”,  aseguró.

Asimismo,  planteó que los récords de calor a nivel global se están rompiendo cinco veces más a menudo que en un clima estable.

“Lo que estamos viendo es exactamente lo que los científicos del clima predijeron como resultado del aumento de las temperaturas globales causado por el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero por la quema de carbón, petróleo y gas”, señaló.

Por su parte, el servicio de meteorológico nacional de Francia, Météo-France, indicó que es muy probable que la frecuencia de olas de calor “se duplique para 2050”, y advirtió que si no se producen recortes significativos en las emisiones de gases de efecto invernadero, las altas temperaturas podrían ser más fuertes y durar más que en el pasado reciente.

Los países de la Unión Europea no han conseguido luchar efectivamente contra los gases de efecto invernadero. Foto: Web.

Actualmente, Europa representa el 10 % de los gases de efecto invernadero del planeta. Por tanto, los países de la Unión Europea (UE) se comprometieron a alcanzar la neutralidad de las emisiones para 2050.

Sin embargo, con las políticas y medidas vigentes, el bloque solo lograría reducir en un 60 % sus gases esa fecha, ya que, como advirtió recientemente la Comisión Europea los socios de la UE no están listos ni siquiera  para cumplir con los objetivos marcados para 2030.

El compromiso de la UE es reducir un 40 % sus emisiones para los próximos 11 años, mientras que para finales de la próxima década el 32 % de toda la energía final consumida por los europeos deberá ser de origen renovable, frente al 17 % actual.

Por su parte, Bruselas advirtió que los planes presentados por los 28 socios no bastan para lograr el objetivo común, por lo que los Gobiernos deberán presentar sus planes revisados antes de que finalice 2019.

Te interesa leer:

Facebook Comments

4,237,443FansMe gusta
164,700SeguidoresSeguir
290,479SeguidoresSeguir
16,475SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -